·    Relación con nuestras familias

     La familia y la escuela no pueden actuar de manera aislada a la hora de educar: en MIESTRELLA entendemos ambas realidades como verdaderas comunidades de aprendizaje que han de estar en estrecha comunicación y colaboración para lograr el objetivo común de ambos, que es el crecimiento y desarrollo de la autonomía de los niños.

 Nos esforzamos día a día para conseguir que las familias con quienes compartimos la educación del niño se sientan parte integrante de la escuela y la vivan como propia; aceptando, compartiendo y apoyando nuestro modelo de trabajo, nuestras normas y nuestros valores. Para ello, tenemos un diálogo permanente, diario, en el que ambas partes, padres y escuela, hablamos constantemente sobre cómo evoluciona lo más importante para nosotros, vuestro hijo.

Abrimos nuestro centro a las familias y compartimos con ellas muchos momentos educativos y festivos. Compartimos también opiniones y experiencias, siendo referencia no sólo en su primer educación, sino también cuando dejan MIESTRELLA y continúan en el cole de mayores.